viernes, 29 de junio de 2012

Tan lejos de casa

No es que hayas perdido la chispa.
La chispa siempre ha estado ahí [y estará].
Es que la que se ha perdido has sido tú.
Quizás toque desandar lo aprendido y volver atrás,
al tiempo de las noches en vela, las películas, los veranos de libros y
escribir. Volver a escribir.
Como quien necesita el cielo sobre la cabeza para poder existir cada día.




Quizás andes tan perdida que ahora seas otra persona.
Es que estás tan lejos de casa...

sábado, 23 de junio de 2012

· Jueves a las 7 de la mañana, andando por el camino de los caracoles ·

Un jueves cualquiera, o un martes (que son intercambiables) se levanta antes de que salga el sol.
El colchón caliente deja las sábanas revueltas, tibias... que casi parece que hasta respiran.
Pero ella ya está en la calle, pisando las baldosas húmedas. Y la habitación en la que estaba hace unos minutos ahora está oscura, bañada por las sombras del azul pálido de las mañanas que amanecen en otoño.

Ella camina, y aún el cielo no se ha decidido si amanece o no.
Los caracoles cubren todo el camino, y ella salta las baldosas para no pisarlos.
La ciudad entera, dormida, parece una maqueta. Las calles parecen sumergidas bajo el agua, y las luces cálidas de las ventanas hablan del calor de colchones ajenos.

Podría estar triste, pero no lo está, porque a esas horas aún no existe la realidad; las personas andan por ahí llevando el calor de sus sueños en sus espaldas. A esa hora de la mañana, aún está permitido dudar de la realidad, aún está permitido ser quienes siempre hemos querido ser. Quizás por el frío, quizás por la luz; es como si nos diesen la oportunidad de cambiar las cosas, sólo en lo que tarda en salir el sol, en lo que se tarda en llegar al destino, y continuar con nuestra vida, reafirmando quienes llevamos siendo desde siempre. Olvidando qué hemos soñado esa noche.

miércoles, 20 de junio de 2012

Lecturas de verano

Pensé que si leía todos los libros que estuviesen a mi alcance, algún día conseguiría ser una buena escritora.




Necesitaba historias, pero lo único que quería era hacer sentir calor a la gente por dentro. Que cualquiera que me leyese supiese que no estaba solo.

lunes, 18 de junio de 2012

Tormenta de verano

Tormenta de verano, para uno, por favor.

sábado, 16 de junio de 2012

Se aceptan recomendaciones

A veces, los libros, me hacen sentir más de lo que sentiré en mi vida.
Entonces me siento enferma, vacía y mareada. Es como si lo que está escrito adquiriese forma en mi mente. Doy vida a lo que leo.
Y entonces todo es posible, lo bueno y lo malo.
Creo que si escribiese un libro, sería sobre cosas buenas, porque lo malo es hermoso, pero ya hay bastante sufrimiento y pesimismo en el mundo.
Tengo ganas de un libro de esos de recuperar la fe en la humanidad.
Nada de estoicismo, soledad y dolor.
Nada de "salir adelante".
Un libro que sólo sean cosas buenas, cosas que salen bien, porque no existe lo malo.

Quizás me siento demasiado identificada con lo que leo.

Se aceptan recomendaciones.


Los libros tristes lo son porque reflejan la realidad que todos intentamos esconder; esa realidad que te asalta en mitad de la noche, cuando crees que está a punto de alcanzarte el sueño.
Son las palabras que dan nombre a los sentimientos que enterramos en la parte trasera del jardín.

domingo, 10 de junio de 2012

Homesick

Sabes que no es así,
pero no puedes evitar sentirte desplazada de todo.
Que en el fondo, cuando llegas a casa, parece que no hay nadie que quiera escuchar qué tal te ha ido el día...

Como las golondrinas

A veces pienso hacia dónde voy.
Si no seré mejor en el camino que nadie, porqué recorrerlo, junto a millones de personas que, como yo, van sin ir a ningún lado.
Me canso del reloj, me canso de las noches, me canso de ser solo esto.
Una persona más en el camino. O una menos.

Que todo fluye, el mundo es reponible, pero cada individuo es irreponible,
como las golondrinas.
Al final lo que importa es que vuelvan, aunque no sean las mismas nunca más, siempre tendrán el mismo color.
Así son las aguas del río,
así, esto que se nos pone por delante:
sigue tu camino y no mires a quién,
porque si miras, quizás te des cuenta de que no eres tan diferente al resto, y que no pisas un camino que no haya pisado antes alguien.
El mismo camino, pero distinto.
Así son las aguas del río,
como las golondrinas.


.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"