sábado, 20 de junio de 2009

h(esa)elp


Y de pronto te encuentras corriendo desesperada, rescatando del viento las cenizas, con las maletas en la puerta, sumando historias.
De pronto el aguacero cae y desaparece, tiembla, gira, grita.
Y despertamos.
Sobresaltados.

Tenía la seguridad de que jamás me repondría. Por eso recogía sus cosas con lentitud, esperando que pasase el tiempo... rápido. 
Sentía dentro que no volvería a verte, a oirte... y cada iluminación de la pantalla del movil rompía una y otra vez la ilusión, inquebrantable cuanto más fuerte es la imposibilidad. 
El final? Eso no estaba hecho para mí, lo supe desde que, por primera vez, sentí de veras que mañana era la palabra más horrenda del mundo, y que YO no era motivo suficiente. 
Tomé un momento de reflexión. Otro. No tenía prisa por nada. 
El camino se bifurcaba en dos: Podía levantarme, sujetarme el pelo con una cinta, y coger el primer tren que me impidiese mirar atrás; o podía abandonar mis posesiones en un portal, en la estación, y correr jadeando hasta la puerta de tu casa, y besarte, y llorar... 
La simple duda hacía que supiera que no era el viaje lo que anhelaba. Y la duda volvía a regir mi elección. 
Permanecí indecisa en la calle; el calor se pegaba a la piel, penetraba hasta el alma. 
Es curioso... siempre creí que el alma era el corazón... pero a mí me dolía el cuerpo entero...

Lloré una vez más, y me hubiese gustado que fuese la última... Esta vez, entre todos los motivos, elegí el más mortal: había fallado, te habías ido y yo no había podido hacer nada... es más, te habría echado? Sí, lo más probable es que sí. 

Abatida, apoyé la espalda contra un muro de piedra. Supliqué por que alguien viniese a buscarme, a decirme a dónde ir, qué hacer. A prometerme que me curaría. 

tú querías que te dejase en paz... y dejase de llorar. Que me fuera lejos, y te dejase libre.
Yo quería... quería un final. Quería acabar con todo. Volver a cuando fui feliz.


"Cree usted que si uno se arrepiente de sus errores, puede volver a la época más feliz de su vida, y revivir eternamente aquellos momentos?"

Me hubiera gustado hacer más. Y siento estar estropeando todo cuando piso. Poco a poco, hasta que la tierra inerte se retuerza bajo mis pies.
Y entonces no habrá nada alrededor.

Así me siento; nunca creí en serio que este dolor fuese real.
Ayuda... por favor. 

viernes, 19 de junio de 2009

hard.




...Por las mañanas sin voz despertarás
abrazado a tu soledad.
marioneta qué sola estás...



domingo, 14 de junio de 2009



m.o.n.s.t.e.r

miércoles, 10 de junio de 2009

Aristocratic Boy

Disfrutaba con el arte del cortejo; ésta era su táctica: Primero fingía no poseer ningún interés, de echo mostraba cierto desdén general que disuadiera a cualquier dama que albergase esperanza alguna.
Tras eso despertaba el interés deslumbrando con sus múltiples encantos, potenciados por su inalcanzable actitud. Para, finalmente, acabar tumbándolas sobre un lecho de flores en el que cobraba su recompensa por ser vencedor del juego en el que él siempre partía con ventaja.




Y vuelvo a estar, más loco que de atar...

martes, 9 de junio de 2009

October confused rain


- ¿En qué piensas?

lunes, 8 de junio de 2009

El precio por la humanidad


La vio, y parecía un ángel. En ese instante juró que, primero, se esforzaría al máximo para obtenerla, que la colmaría de regalos, después.
Todo porque ella se mostraba desde el cielo, distante.
Cuando finalmente ella bajó de las nubes y posó su níveo pie en la tierra, sus encantos se volvieron terrenales, volviéndose tan comunes que parecieron haber desaparecido: sus cabellos dorados como el mismo sol se tornaron rubio cenizo, sus ojos de miel, castaños y su radiante sonrisa, vacía.
El precio por la humanidad.

Pasados cuatro años de la bajada del ángel, tras dos alumbramientos y un tercer varón en camino, la nieve caía en diciembre, ella cada vez se volvía más ceniza, más castaña y más vacía, y en esa misma ciudad él se aferraba unas carnes ceniza, castañas y vacías que jamás provarían los regalos del cielo, pero cálidas.


Ahora cierra tus ojos.
Corre, rasga la niebla, explora las ciudades, quema los focos e inunda las calles.

Ahora. Cierra los ojos.
¿Qué ves?

Nada.

sábado, 6 de junio de 2009

New Sky

Y de pronto... amanece.
Ha sido una buena noche.

viernes, 5 de junio de 2009

Films


'Qué besos más falsos! Qué guapo más feo! Qué amor tan perfecto! Qué poco real!'

Piensa, muerta de la envidia.





Vale, es porque se trata de Ewan McGregor.







La magia, la magia está en dónde pones las manos.
Tú nunca las pones donde debes.

jueves, 4 de junio de 2009

Fall Down


Búscame, háblame todos los días sin que te desaliente mi silencio.
Rasga el cielo y anega la tierra buscándome.

Finge, miente, actúa.
Pero que parezca que matarías a un ángel por llegar hasta mí.

- ¡Un ángel!
-Sí, un ángel.



"Quién es Caín, quién es Abel..."

miércoles, 3 de junio de 2009

l i b e r t (i n) a d e s


Encendiendo un cigarrillo se sorprende de sí misma, y sonríe, egocéntrica.
¿Cuándo volvió a fumar?¿Cuándo lo dejó?¿Fumaba antes?

Sonríe, jodidamente feliz.
Son las diez, y no anochece. Son las diez, y nadie viene, ni vendrá.

Libertad para escribir, libertad para llorar, y, por qué no, libertad para follar.


Llamo a mis amigos alcohólicos, y les digo: Hey, chica, he empezado a fumar, vamos a pasar horas en una librería buscando el libro.

Admítelo, sabes que ESTO es arte.
.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"