domingo, 17 de mayo de 2009

Genética de margaritas

Quería acabar el libro antes de que la nueva edad comenzara a parecerme demasiado lejana. Y, tratándose de Nothomb, aquella era una condición que no me costaría cumplir.
Quise dar por concluída mi labor antes de volver a casa, y por ello, duplicando mi tiempo de vuelta, leí mientras caminaba, dando gracias al cielo por no morir atropellada.
Como con cada libro de Nothomb, leí la última línea, que por costumbre ya había leído antes incluso de empezar el libro, lo cerré casi con solemnidad y esperé a subir las escaleras, a la densidad de mi habitación y mi música para permitirme llorar por, de nuevo, una historia que no era la mía.


"-Te quiero.
La pregunta es, ¿me quieres tú a mí?"

Sí, que siempre he sabido leer el pensamiento, dime tú, si te repondo que no, ¿qué haras?





¿Qué quieres que diga, que nunca has luchado por mí porque yo quise que nunca tuvieses que sufrir... nunca hacerte sufrir? Y resulta que esto es lo que me mata. Que no sé por donde empezar. Y tú no puedes luchar y ponerme de causa.

5 comentarios:

aLba (*) dijo...

solo quiero oirte hblar... no pido nada mas

Joseba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joseba dijo...

hay momentos en los que se debe pensar en sí mismo antes que en los demás, es un derecho que deberíamos ejercer al menos una vez al día
Regla número XX: Al menos una vez al día haz algo por y para tí.

empezar se empieza desde el principio...

y cuidado con el tranvía!

sueño de cristal dijo...

Tenía que haber secuestrado a ese cúmulo de hojas...

LionQueen dijo...

Yo también leo la última frase antes que el resto del libro =)

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"