lunes, 28 de julio de 2008

Kissu shite

Se alza la reina de los antítesis, de los aleteos incesantes de las mariposas, tratando de crear huracanes en el otro extremo del mundo, o quizá del universo.
Y es que no hay inviernos que duren parpadeos, ni desiertos de nieve. No aquí.
Las partidas se ahogan antes de que las fichas reposen en el tablero y, confusos, los peones dudan entre regresar a sus hogares o luchar por algún otro motivo, cualquier cosa con tal de no descubrir que no hay tierra a la que volver, ni tesoro por el que merezca la pena morir. Que no hay dios en el cielo y gloria en la muerte.
Peones manchados de café, con las maletas en las manos y un periódico que, de viejo que es, miente -o chochea-.
Preguntarme cuánto puede volar un globo, y mirar el tarot que tiembla dudando de mi futuro, como palidece un médico ante un diagnóstico de muerte.
Y qué de verdad queda en el mundo que ven mis ojos, tras los miles de colores de un caleidoscopio en la noche. Cuánto de calor, cuánto de esperanza y cuánto de luz, la que me corresponde, no por derecho, sino por tiranía y egoísmo.
No sé que camino coger. Degustaría todos los postres con tal de no perder el dulce sabor de mis labios. Y recorrería todos los caminos, para hacerte sentir el frío y el calor en una explosión de confusión, como el veneno que se apura lentamente, para procurarnos un mañana ponzoñoso.
Caminar a tientas, pensar poco y comer y dormir menos. Jugar a perseguir mis pasos, a encontrarme de casualidad y a descansar sobre las farolas, apagándolas para que tomen dominio los astros sobre la ciudad, trayéndonos noticias de los dioses, que aún se debaten entre la vigilia y el sueño, sintiendo el aroma del sopor que precede a la ambrosía deslizándose por las gargantas, suspirando hasta calentar el corazón.
Me pierdo tras los laberintos de nucas erizadas y soplos de aire que en la noche se cuelan bajo las sábanas, si no encuentran una barrera de cuerpos entrelazados que los derritan, o una fotografía húmeda que colonice todo el frío que es capaz de sentir un sólo cuerpo, todo el dolor y todos los recuerdos.
Cavar entre los cojines un hoyo y desaparecer dentro, para no tener que asumir los amaneceres y las preguntas y respuestas que, silenciosas, llegan aun no queriendo ser oídas, y rasgan hasta que sucumbes a su filo.

Que os peten.

1 comentario:

Yuki dijo...

que te peten a ti tambien ^__^

echaba en falta un texto así

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"