viernes, 30 de mayo de 2008

Eating Sunflowers



Allá, lejos, donde no pueda ver nada más que el histérico amarillo de las flores del sol. Donde el tiempo quede suspenso y se me prohiba pensarte, o llorar sobre el campo virgen, demasiado joven para degustar unas lágrimas tan insípidas y corrosivas, como un veneno del alma.
Lejos, donde pueda ver tu silueta acercarse, y donde la tormenta no enturbie las estrellas, que me traen noticias de casa.
Pondré una cuerda de infinito a infinito, para poner a secar al sol los poemas que te hice, y dejar que se escurran las letras, y dejen su charco de tinta en el suelo.
Y abriré el paraguas cuando lluevan esos caramelos de fresa que solía robar de tu ventana, cuando no mirabas. Y yo me preguntaba si tú sabías a dónde iban a parar, que aún los guardo todos en un cajón, para tapar las marcas del corazón que vivió tanto tiempo entre lazos y cintas de colores, para envolver los girasoles que planté con semillas de gominolas en forma de corazón, pero solo las que, por defecto de fábrica, venían de dos en dos, pegados.
Arrancándote destellos de la mirada, para poder robarle sonrisas a mi alma, me quede dormida, soñando que me soñabas, cuando aún despertaba el alba, y para desayunar comíamos girasoles, porque le hacían la competencia a tu luz.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Post-it




.Pegaba postits por todas partes, en tu puerta, en tu frente, en las baldosas del suelo hacia el paraíso, para hacerme un camino como el de dorothy, en los escaparates y en los que te rodeaban.
Pegaba postits con mensajes escritos con zumo de limón.
Y tú no los olías, pues jugué demasiado bien a ocultar el tesoro [no, cariño, es que o tú eras tonto o demasiado bueno].
Gasté todo el papel amarillo que les robé a los niños de primaria. Robé todos los limones de los bares de sábado noche, y ahora parpadean histéricas sus luces encerradas en el grito de la musica que te llora. Y al final, usé de pegamento un tiempo que no tenía, robándole años de vida al alma, mientras dormía.
Y aquí estamos, inventando vidas, para devolverme el sabor de la miel a los labios, para volver a creer en los magos y soplar las velas de una tarta enorme, sin desperdiciar más deseos susurrando tu nombre.
Porque al final todo se olvida, y yo me cansé de oler cómo el verano me traía de vuelta aquellos besos de papel, papel amarillo.
Que sí, que no me enfado, que no te odio por mucho que lo finga, que no, que no estoy rota, sólo espero al camión de la basura, para rebuscar entre los escombros, a ver si alguien tiró tus cartas, a ver si fuiste tú, y el odio por tu parte me desata, para que pueda irme y morir enterrada entre mis pecados de domingo sin dios y sábados de paganismo y una lujuria borracha, para robarle a algún desprevenido papel amarillo [limón] o beber el tiempo y la miel de sus labios, y brindemos con tequila!
Dejando tras de mí un cadáver de baldosas amarillas, que no quiero más miel, que me he vuelto morroputo, que no quiero más tiempo, no tiene sentido alargar la vida, que no quiero más papel... porque... porque a veces, hay cosas que simplemente no son, y los gritos de los niños de primaria me taladran el cerebro, que tocaba hacer barquitos esta semana, porque aún son demasiado pequeños para coger las tijeras y cortar corazones... Quién me dio a mí unas?
Y ya no sé que decir, porque fueron demasiados versos de canciones inconexas, y me olvidé de demasiado, y ya no recordamos nada, porque me olvidé de contarte mis sueños, o tal vez te lo pegué en la frente y tú no tienes espejos.

.No me llames, que mas allá del infierno no hay cobertura.
..es por eso que no me llegan tus mensajes [?]..
...mentira...

----
Perdiendo algo más que la cabeza ~
Rompería a puñetazos la pared, para poder llorar su muerte :)

lunes, 26 de mayo de 2008

R.e.m.e.m.b.e.r

Sabes que? Ya da igual… verás, podría enfadarme y reprocharle al mundo que lo di todo y no recibí demasiado, pero él jamás me pidio nada, y ahora, probablemente, veo que lo hiciera más por mí, por saber que aún era capaz de amar un poco.
Podría odiar porque esperé más que nadie, y me preocupé, y quise estar siempre ahí… pero nadie necesitó que yo estuviera, nadie me pidió que extendiera los brazos y esperara. Hoy, con el tiempo, sin las lágrimas, creo que, tal vez, lo hiciera más por mí que por ti, porque necesitaba que alguien pidiera mi mano.
Podría llorar porque amé y nadie me amó, pero sé que si lo hice fue porque quería comprobar que existía la mentira del amor en mí.
Podría gritar por las veces en las que vi una mirada y nadie vio las mías… y pegarme con la tierra por cada palabra que no fue para mí.
Ser esta noche egoista, echarle en cara a la vida que no me ha dado a nadie que me necesite solamente a mí, o que no me hizo más hábil, más inteligente… escupirle a la suerte por cada noche que perdí sintiendome quemar, sabiendo que todos los sueños que engendré nacerían un 29 de febrero, muertos.
Y apuñalar a mi mente por dejarme saber, o creer saber, por dejarme pensar.
Podría decir que nada me sale bien, y podría desistir en todo este camino de barro… pero no sería verdad.
He logrado mucho, pienso lograr más. Quiero luchar, por conseguir llegar a donde otros ya llegaron, y no ser la primera en escalar un corazón, pero hacerlo; y no ser la única persona que añore alguien, pero ser añorada… y luchar por lo que queda de nuestro mundo en decadencia, por buscar vida entre escombros y un hueco en tu patera hacia un paraíso prometido, sin manzanas, ni serpientes. Y lograr que, algún día, enterrado este tiempo en el balanceo del olvido, ser como aquéllos que veo pasar, y tanto me duele y tanto me ilusionan sus medallas, sus logros, la gente que les entregó un poco de corazón, de confianza… Quizá haya llegado más lejos que muchos… siempre habrá gente por delante y por detrás… y yo pienso seguir escarbando, porque es la única manera que conozco de derribar un muro…
Me duele querer más de lo que mis sueños me quieren… pero cómo medir el cariño? Con el tiempo ves que, tal vez, la gente sí te quiso… es sólo que cada uno ama a su manera… (entonces como duele que no amen a la manera que quiero)
No sé exactamente cuándo lo escribí... hoy he releido todo lo que he derramado estos últimos meses... y la verdad es que... creo que tenía mucha razón entonces, aunque no lo supiera... Parece un texto de esos días en los que todavía luchaba... hoy no estoy muy segura de cómo me encuentro ahora
--- "Remember when I said I would never leave you." ---

Listening: A cualquier otra parte --Dorian
"Y tengo 2.000 razones
Para olvidarme de todo
Y no pensar más que en tu voz"

domingo, 25 de mayo de 2008

Giving you a reason to stay

..Creé una verdad para cada día de la semana.
Y disfrazamos genios de mendigos, para descubrir acertijos dándose amor en cada esquina de estas calles sin alma.
Porque es más fácil odiarte y necesitarte al mismo tiempo; y sonreír aunque no haya ganas, para que duermas bien esta noche.
Comienzo a sospechar que no borré tu nombre con tanta facilidad o sí lo hice, y, una vez más, me arrepentiré de ello.
Pero, no se, es rabia, es tristeza, es frustración, es miedo... acabo siendo solo yo ^^ Con esas ganas de pedir ayuda y señalar, con esa razon de no hacerlo, con esas lágrimas y esos silencios. Que no hablaré y, si alguien quiere, que lea mis pupilas y comprenda.

"Giving you a reason to stay"

---

Feliz día del friki.

---



-Rómpeme de esa forma que sólo tu sabes, que quiero llorarte esta noche.
-No se puede romper lo que ya está roto...

sábado, 24 de mayo de 2008

Whiskey

Que por muy redonda que sea esta cama, no hay sitio para todos.
Y se te escapan las canicas que ganaste, suicidándose desde tus bolsillos. Pero tú no eres consciente de eso.
Porque escogiste una cama redonda para que entráramos todos y para que, al caer, nuestra ausencia no fuera más que un suspiro menos y un trozo de sábana frío, que ni siquiera podía alcanzarte.
--

"Y cada noche verás que en un colchón de un cinco estrellas dormirás,
por las mañanas sin voz despertarás, abrazado a tu soledad
marioneta qué sola estás"

"Y me he puesto a gritar, estrellando el whisky en la pared,
por verte sonreír he vuelto yo ha perder".



.Exit Scene.

jueves, 22 de mayo de 2008

Phone




Sonó el teléfono.
Una vez,
dos,
tres
...

hasta ocho despiadados timbres.


Y luego, tomando el tiempo suficiente para colgar y volver a marcar el número, volvió a intentar de arrancarme del vacío el grito afónico de una llamada que no era la tuya.
Y bajo las mantas podía escuchar las pisadas del gato sobre el tejado, en la noche, jugando a comerse las estrellas que tiemblan aterradas ante el señor felino, hambriento de besos que escasean y sueños que una tarde de abril hicieron las maletas y se marcharon, dejando todos los cajones vacíos y el teléfono sonando, para recordar[nos, me] siempre que no eras tú el que llamabas.
Bajo las sábanas me pregunto qué me pasó para acabar así, y si tu alguna vez también te lo preguntas, en uno de esos ataques de compasión que solían darte, a ti, el salvador de la humanidad, y que a mí tanto me dolían por lo impersonal de estos.
Y es que acabé llorando cada noche por si regresabas, a consolarme, como siempre hacías con las princesas en apuros.
Aunque supongo que el sabor de mis lágrimas hacía mucho que había arrastrado la pureza de las doncellas, y tú lo sabías muy bien.
El teléfono volvió a sonar para recordarme de nuevo que continuaba atada a una vida que ya no me pertenecía.
Por fin decidí derrumbar la fortaleza de cojines que usé para protegerme del invierno y contesto, aún imaginando que eres tú el que llamas, sólo para preguntar qué tal, enmascarando un "te echo de menos".
La voz pausada y suave de una teleoperadora me pregunta acerca de la conformidad sobre un servicio que ni siquiera recuerdo poseer... asiento a todas sus palabras, esperando aún que la mujer dejé de hablar para ver si te acierto a encontrar entre los puntos y aparte de las frases.
Luego cuelgo y regreso a escuchar el teléfono soñar, pensando que, quizás, la próxima vez, no acuda a contestar, no vaya a ser que te dignes a llamarme y hacerme sonreir[te] de esa forma que juré olvidar.

miércoles, 21 de mayo de 2008

E.X.I.T ? Not at all



Cogí su sonrisa queriendo cogerlo entero.
Y acabé perdida dentro de mí misma, vaciando todos los cajones que con tanto mimo ordené, buscando esa foto que juraría haber guardado entre el hoy y el mañana, suspensa en el hilo de tender los sueños y calcetines impares.
Al final, como siempre, me pilló la noche en el jardín, cazando mariquitas a las que contar los lunares, para saber cuántos minutos tardaré en dejar de pensar[te].
Y susurrándole a las hojas de los árboles ese cuento con el que las eduqué, para que sólo cayeran si escuchaban tus pasos llegar.
Me duermo abrazada a las pinturas de colores porque, cuando amanezca, me pintaré las ojeras de guiños, para poder decirle a mamá que anoche no me quedé jugando hasta más de las doce, a que ya era mayor.

La música me indica el camino hacia la puerta de salida, alumbrado por un cartelito verde, con la palabra "EXIT" escrita como una oración en lo alto. Entonces me detengo, contengo el aliento, miro tu foto, arrugada y vuelvo a dirigir la vista a la salida, que tanto me costó encontrar. Y esbozo esa sonrisa que tan bien deberias conocer [pero no lo haces], doy media vuelto y regreso a casa, a esperarte un dia mas, porque, bien pensado, tal vez eche de menos eso de llorarte.

Así que, sin salir, pero sin quedarme tampoco, es como si comenzara a escribir el final de un epílogo que se hizo demasiado de rogar. Que tampoco será un adios, simplemente una aceptación; un pacto entre mi alma y el diablo, entre mis pecados y la manzana, podrida ya en una esquina, rodeada de mariquitas que se pintaron los puntos de negro, de luto.

Bueno, simplemente que comienza a darme mas igual estar aqui y asi... porque le he perdido el miedo al viento, al darme cuenta que ya no podía llevarse ninguna lágrima a su paso [y es que nunca pudo hacerlo, y hoy menos].

Así que pego tu foto en la puerta de salida, para darte un beso antes de ponerme el abrigo y salir, si es que me alcanza aqui el invierno.


This is the end... but, i'm happy... i don't know why... but this is the best end that i could wish.

Estoy feliz... porque por fin me he perdonado a mí misma.
Por fin me he disculpado hacerme vieja mientras le esperaba, y me he perdonado llorarle tanto.
Y por fin me he abrazado solo yo, y nadie más.
Y hacía mucho que no le [me] permitía a nadie abrazarme de verdad.

domingo, 18 de mayo de 2008

Blue Twilight


Azul, del color que anochecen los amaneceres grises.

Con la luz de agua bañando la habitación en la que enterré los cadáveres de todas estas noches de primavera, anhelando el verano para poder llorar porque no es otoño; con esta luz de cementerio de palabras voy barriendo tus recuerdos, que siempre fueron sólo míos.

Y es que la maleza comenzó a ganar terreno y, entre las fotos rotas y las almohadas que asfixiaron mis pestañas, no queda hueco para nadie más que yo y, si nos apretamos, un poco de mi alma.

Poco a poco, tras probar anocheceres de todos los colores y formas, tras anhelar tu olor en las amapolas, tras llorar porque, al fin y al cabo, era la muerte de otro día buscándote entre los papeles de mi habitación, comprendí la sabiduría de la frase: "tiempo al tiempo".

Desde la ventana veo pasar el tiempo, caminando lentamente. Y en sus propias torres, todos, como niños, juegan a esperar. Porque siempre es un poquito más tarde que ahora, y antes que nunca... y se estira la vida de forma inimaginable esperando a los reyes magos, que vengan a decirnos que seremos profetas de un mundo infecto y nos traigan oro para enredar en nuestro cabello de princesa, mirra, para cubrir nuestros cuerpos, algo entumecidos ya, e incienso, y perfumar el color de los ojos rojos de llorar.

Porque pronto sólo es una falta de concordancia entre nuestra percepción del tiempo y la de la vida.

Y, con el arrastrar de los años, el nunca queda suspenso en un último "tac" de nuestro reloj y, con suerte, todo termina aún esperando príncipes que no vendrán y mesías cuyas respuestas son nuestro propio saber.

.Esta noche temprana toca barrer las migajas de tu guitarra sobre el sofá,
y limpiar la sangre de cada promesa suicida, soplarle el polvo a las sonrisas, aún sin desenvolver, que exhibo orgullosa sobre la estantería de regalos que, como siempre, me hice a mí misma.

...Y al final toda una vida no es suficiente para besar a todos los que se quedaron atrás..

.y tras 7.000 lágrimas aprendemos la primera lección, que no es a olvidar, es a saber que él no llegará.

~~sacrificando segundos al pensamiento de un amanecer en el que el sol se quede un poquito más a mi lado, esperándote~~

Listening: Letter to Dana

Con este papel en las manos, que no tiene más valor que aquel que yo te dije que poseía.

.
.escritas en tinta invisible palabras que no pudiste ver.
.
.

y por eso era tan importante para mí.
.
aún sospecho que hay noches en las que tú sospechabas que era un papel importante.
.
.

y por eso lo guardabas. por si llegaba algun ciego capaz de interpretarlo.

.de esos que con ojos ya no quieren ver, y los besos se derriten en sus labios.

.el tipo de ciega que me hubiera gustado ser.

.
.ahora, con el papel roto, hablándome de su última voluntad, sobre las rodillas.
.
tu agachas la cabeza, porque yo veo agonizar la parte de mi alma que confiné en la carta sin letras.
.
y yo lloro en silencio.
.
.
pues se me acabó la tinta invisible escribiéndote a ti la carta.
.
.
.
como siempre, tras la odisea, "de vuelta a su hogar".
.
y es que, como tu sospechabas del latir de mi corazón tras las paredes, yo sospecho que esto es una forma del destino de decir que nunca debí abandonar mi dormitorio.

--

"tú, sospechabas que era importante,
yo, lloraba porque quizá no lo fuera"

--

porque, al final, por mucho que me esforzara en ocultarlo, tapando la verdad con esa manta que siempre deja los pies fuera, en todos los juegos de dos siempre acaba perdiendo uno y, si se roban los dados, hasta ambos...


--

Un año... un año y tan rápido han pasado los meses que aún parece que fue ayer... tantas lágrimas que hablan de tantas sonrisas al cubo, y de tantos sueños al cuadrado, que así siempre es positivo.
Nada más que añadir porque hoy me he prometido no llorar.
Así que, espero muchos años más, como este y mejores, muchos viernes, sábados, domingos y días inventados. Muchas noches y fotos, y sonrisas y abrazos. Muchas risas, mucha compañía y, sobre todo, buena.
Arigatoo nee. Fue genial haberos conocido ^^
ahora, más y mejor :P

sábado, 17 de mayo de 2008

the way ~ tears & the window

...a veces me [te] decía que nuestras vidas eran como pequeñas gotas de agua, deslizándose por los cristales de la ventanilla de un tren, demasiado viejo para llevar a ninguna parte...
.y a veces, podía sentir tu calor, junto a mí, sin tocarme, en el asiento vacío contiguo.
.
..Nuestras armaduras de agua reflejaban los faroles de la calle, en una de ésas festividades estivales..
.
.pero el vagón se encontraba en un silencio más allá de la percepción del oído humano.
.
..tú brillabas más que ninguna otra lágrima..
.
. vacío .
.
...porque yo sólo podía mirarte y ver como trazabas tu propio camino, sobre el frío cristal...
.
..y la velocidad a ti no parecía afectarte..
.
.el gemido de las ruedas al detenerse rompió la telaraña de soledad que se había apoderado de todos los asientos, sin pagar siquiera el viaje.
.
...en el que alguien escribió en el vaho tu nombre, y se olvidó de poner el mío...
.

"había llegado al final del trayecto, pero no estaba la ciudad que prometiste"

...

Y es que, poco a poco, todo comenzó a dar un poquito más igual... porque a veces, tras muchas noches llorando, y muchos meses soñando, el corazón necesita darse un respiro y olvidar... aunque no haya memoria que borrar, simplemente cerrar fuertemente los ojos.


....Llévame allá dónde sólo se vea el mar....

:)Es mejor así(:

jueves, 15 de mayo de 2008

16


"...Nada que añadir..."
...
..
.
3,
2,
1...

Y soplar las velas



miércoles, 14 de mayo de 2008

Siempre en la memoria: 15

Despidiendo un año... que quizá halla sido el año en el que más he llorado... pero también el año más feliz de mi vida...
es extraño.

Y me da un poco de pena y miedo comenzar un ciclo nuevo, porque este realmente estuvo bien... y porque, si ahora decido avanzar, serán muchos los sueños que dejé atrás... muchos los cuentos para los que no pude inventar un final...

Lo celebraré como a mí me gusta: cambio físico que hable un poco de lo que pasa dentro... corte de pelo... y que vuelva a crecer u.u, permitirme el lujo de soñar con un jack, o un fiyero, o n whëreler... pero no un solommon, porque a él lo creé demasiado parecido a la realidad, y me duele un poco mirarlo..
Y, entonces, me prometeré en domingo que podré seguir adelante, que soy libre y me liberaré... que dejaré de pensar y llorar.
El lunes soñaré con uno de los tres, o los tres que son lo mismo, y entonces mis palabras carecerán de valor...
El martes creeré que puedo lograr algo en esta vida si reúno valor para hablar... el miércoles... ese día pensaré que sigo como el dia anterior, pero con un año más... y eso se supone que se debe notar... así que fingiré que todo va bien, que el frío no me alcanza y trateré de sonreír, hasta que no pueda más.
exactamente igual que con 15 años, pero 366 días más mayor...
y entonces, como siempre, me despido de los 15, que sé que no volverán nunca... y siempre los recordaré.
Me despido y pido que los 16 sean mejores... que se cumplan mis sueños (los que permanezcan con vida). Que continúe esta etapa por mucho tiempo.
Me despido con una sonrisa... del que es el primer mejor año de mi vida...


---



y es que aún no se acostumbra una a la "felicidad"

lunes, 12 de mayo de 2008

atatakai



Porque si hablamos de nana, a mí se me encoge el corazón...
y aún no comprendo muy bien por qué, pero es esa añoranza que calienta hasta parece que quema y, sin embargo, no deja nunca herida.
Y es porque guarda una belleza insoportable.
Esa calidez, cuyo nombre en japonés tanto me gusta: atatakai... es la calidez de sentir su mano...

“I was happy anywhere, where I could see the ocean.”

---
Creo que, como regalo de cumpleaños, volveré a ver nana... y me permitiré llorar toda una noche :D
también, siendo avariciosa, pediré un poco de olvido y perdon :)



sin atreverme a tomar su mano, en uno de esos roces casuales sentí su calor...
y lo guardé en mi memoria por mucho tiempo, sabiendo que ése sería mi único recuerdo.
Aún hoy pienso un poco en esa sensación y una lágrima huye, queriendo encontrar algo mejor.

~ marea de silencios y olas rompiendo contra mi cuerpo ~

domingo, 11 de mayo de 2008

Como siempre, tarde y mal.

Ella se tendió sobre el suelo, bajo un árbol tembloroso y un cielo que se deshacía, en forma de agujas de agua helada.
Y entonces, sin motivo aparente, las lágrimas acudieron en su rescate y se besaron con el agua que recorría su rostro.
Porque si lloraba olvidaba un poco el porqué lo hacía (así dolía menos).
Y, viendo la caída del espacio sobre ella, tras las trémulas hojas de un árbol demasiado pequeño para comprender la crueldad del mundo, apareció aquel a quien, en un pasado, tantos momentos como aquel había dedicado. Tantas oraciones en su nombre. Tantas palabras para no decirle nada, tantas esperanzas de lo que no fue... Y ella sólo se sentía morir, tendida, sintiendo el pelo mojado sobre la cara, sólo quería que todo pasara y el agua la arrastrara con ella.
Él se acercó como a ella tan feliz la hubiera hecho en un pasado (pero ya no le esperaba). Y, como siempre, tarde y mal, se pidieron perdón en silencio, se dijeron verdades con la mirada y prosiguieron su camino, dejando todo el pasado en paz, y con el corazón repleto de nuevos nombres y dolores.
Ella lloró. Aunque no fuera por él, o aunque ahora él tuviera otro nombre y otro rostro...
Porque, como siempre, tarde y mal, sabía que volvería a reconciliarse con su alma, una noche de ésas en las que no quedan nada.

Como siempre, tarde y mal.

---

tiempos de reflexión.

Porque no.

tic tac tic tac

viernes, 9 de mayo de 2008

Drogadiccion


21 gramos.
21 gramos de alegría que se escapan como arena entre las manos.
21 gramos que el tiempo desperdigó y que yo he de ir recolectando, arrancándolos de la gente, de las noches y los días. Mendigando gramos, sonrisa a sonrisa.
21 gramos pesa la felicidad eterna y las noches de muerte.
21 míseros gramos que, así como parecen aplastarnos, vuelan libres dejándonos a solas.
21 gramos, ni más, ni menos. Para todos, buenos o malos, 21 gramos de conciencia que, en un último aliento, se desvanecen, borrando su recuerdo de la faz de la tierra. 21 gramos que, a pesar de, simplemente, desaparecer, estarán presentes en los 21 gramos de alguien que aún conserve recuerdos de quien fuimos, tan grandes, tan lejos, tantos caminos... y todo se hizo, se superó y se construyó con tan sólo 21 gramos...

Una drogadicta que sólo quería sus 21 gramos de felicidad. Sus 21 gramos de conciencia...
Robando y mintiendo, sólo para lograr un gramo más... sólo uno.

Y bien... ¿cuanto pesa tu alma?

miércoles, 7 de mayo de 2008

Cuando tú te fuiste...



Me callo lo que hay, y lo que hay es lo que toca; Y pa tocar el corazón es mejor no abrir la boca.

---

Te vi marchar, sin ser consciente de que realmente no volverías.
Fue años después, al descubrirme a mí misma sintiendo cada noche tu ausencia... al anhelarte...
Creí que te habías ido, pero nunca fue así, pues en tu ambigüedad, tan impropia en los demás [y es que algo te tenía que hacer especial] siempre estuviste a mi lado y nunca conmigo. Y tras tu marcha, como si tu recuerdo quisiera recompensar todas las lágrimas que derramé cuando nos encontrábamos espalda con espalda, sin que tú lo supieras, me mecía tu sombra.
Te vi marchar creyendo que volverías y aún no he dejado de esperarte los días en los que llovía cálidamente, ésos que tanto te gustaban. Porque aún busco al cruzar la calle a alguien que se parezca a ti desde atrás.
No pude despedirme... aunque si lo pienso hoy, en uno de esos días en los que me asomo a la ventana por si regresas, tampoco te hubiera dicho cuanto te escribo en las noches.

martes, 6 de mayo de 2008

Probable <--> Posible

Y descubrí demasiado tarde que "posible" no era lo mismo que "probable".

Porque yo ya no tengo fuerzas.
Tú, háblame de cosas imposibles y yo haré reuniones secretas con ositos de gominola.
Y suicidios colectivos de chocolate en nombre del invitado especial que nunca llega.
Porque yo ya no tengo fuerzas.
Las malgasté hablándole a un muro en el que escribí tu nombre.
Las malgasté pegándole al muro cuando éste no me contestó.
Las malgasté llorando sobre el muro, al ver que no podía herirlo.
Y pidiéndole que regresara a un estado que jamás le había pertenecido.
Y dibujando mil historias más a su alrededor, por si eso le hacía más feliz.
Y estudiando un muro que a mí se me antojaba cambiante.
Y al final era todo un [macabro] juego de sombras.
Y es por eso por lo que ya no tengo fuerzas.
Y es por eso que todo y nada.

Porque descubrí demasiado tarde que "posible" no era "probable" y se asemejaba más a "im-posible".

Así que háblame tú, espléndido muro al que no le lacera el viento en su maullido, háblame como en un milagro y cuéntame sobre lo probable. Me cansé de lo posible.
Porque yo ya no tengo fuerzas.

lunes, 5 de mayo de 2008

Punto y... aparte.

.
Soñé con él.
...
Pero los sueños sueños son.
.
Y en realidad, me descubro, aterrada, sabiendo esa innegable verdad.
.
Porque no pienso demasiado en ello –no me gusta-.
. . .
Pero él no llegará.
.
Y no lo digo porque esté triste o desesperanzada.
.
Simplemente es algo que se sabe y punto.
.
Con una certeza tal que siquiera cabe lugar a un planteamiento.
.
Como el hecho de un nuevo amanecer tras la última caída del sol.
. . . .
Y sin embargo dudé.
.
Durante un instante que me hirió y cuya cicatriz siempre llevaré conmigo.
.
Vacilé creyendo poder ganarle la partida a la realidad.
.
Mas, ahora, sin necesidad alguna de palabras o actos, se me antoja tan imposible el sueño...
.
Que simplemente lo espero, sabiendo que no llegará.
.
Con la total y absoluta seguridad de que no lo hará, a mi pesar.
. . .
Y quizá también al de a cuantos he contado esta historia y, tal vez, sientan lástima.
.
.
.
Sí, soñé con él… y no sólo anoche… cada vez que la oscuridad me brinda un descanso sueño con él.
.
Sueño así como siento.

.

Pero no vendrá; lo sé.
Tú lo sabes.
.-.-.
No hay dragones para muchachas que no son princesas.
.
Ni unicornios para granjeros…
.
.
Siempre ha sido así y, por lo tanto, nada me indica que eso vaya a cambiar.
.
No los hay y punto.

-----------------

- Y punto.
-Final?
- ... Es que... eso es taaan... definitivo...

Punto y aparte.

domingo, 4 de mayo de 2008

When the night is coming...

A falta de una persona con la que tratar este tema, y de la hora propicia para el mismo, reuní palabras apenas esbozadas en miles de papeles desperdigados por el escritorio y, teniéndolas como testigos, jueces y verdugos de cada acto y pensamiento de mi existencia en aquellos últimos meses, comencé la disputa por el terreno robado [ya que, por su gran valor, no podía considerarse aquel delito hurto].

Pasaban siempre varios minutos de la media noche cuando, el ladrón, silencioso, irrumpía en el pecho, robando el calor y la calma que se cobijaban en el hogar, a la espera de que amainara el vendaval. El ladrón caminaba despacio, sin hacer ruido pero sembrando a su paso la oscuridad de miles de amapolas negras, marchitas, agonizantes... Y tras de sí, aún se puede percibir, unos instantes después de sus pisadas, la gélida estela de cuanto despoja a su paso, que con su frío aliento y ahogados gemidos encuadran en un marco de nerviosismo la respiración sosegada del dueño del lugar, que duerme aún.
"Pum pum, pum pum"
Ajeno en su ignorancia, el corazón, latiendo con la desgana de quien hace mucho que dice haberse resignado y, sin embargo, ojea fotografías cada noche, queriendo no olvidar... por si acaso, no se percata hasta que la luz del día destila, lentamente, por la ventana, tras los párpados, de la ausencia de despertar anhelando unos ojos en los que reflejarse.

...
Los jueces, el público, los testigos, letrados y verdugos guardan silencio y esperan su propio veredicto, expectantes.
Un poema de amor, escrito tiempo atrás, para alguien que acabó no poseyendo ni siquiera un nombre o un rostro, me lanza una mirada que no admite réplica alguna.
Soy declarada culpable para el regocijo de un corazón cuya mayor diversión en esta noche es castigar a la persona que hace que tiemble y suspire al menos tres veces cada día. Me hacen pactar una pequeña tregua y dictan una orden de alejamiento entre quien llegó a ser mi baúl de sueños y yo... -no la cumpliré y lo saben-.
Un par de cuentos, un puñado de frases inconexas y siete versos asonantes, sin más métrica o rima que los susurros de una musa alcohólica, asienten con vehemencia ante el decreto de los más sabios manuscritos que, yo misma -para mi mala suerte ahora-, redacté, línea a línea, verso a verso y punto a punto, en aquellos tiempos en los que aún escribía por alguien.
-Creo que en el fondo ellos [todos] sólo están enfadados porque los olvidé, o eso les dije-.
Recojo -aparto, tirando cuanto encuentro en mi camino, al suelo- mis sueños y hago un poco de espacio para el teclado que, en un enfado con el ser que respira en forma de tambor, hará de cuna para nuevas divagaciones acerca de temas insulsos y vacuos que simplemente me ayudan en los momentos en los que mi corazón se niega a responder y siento su reproche aferrarse a mí, como la niebla que lame los nombres de las lápidas olvidadas.

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"