martes, 4 de mayo de 2010

Sigo creyendo en los dragones



Ahora que me hago un poquito más niña,
empiezo mi camino por el mundo.
Es como si te dijesen: a partir de ahora existes, y cada año será un paso a la vejez, y cada decisión será un error o un acierto.
Ahora sólo tendrás que conquistar y retener; se acabó el jugar.
Parece que te dicen: manten tus amigos, enamórate, ten hijos, lee best sellers y premios nobeles.
Yuki, Lord nieve, desde hace mucho, cada vez que escribo lo hago pensando en unas pocas personas, no importa si no me leerá nadie o si lo harán cientos de seres humanos, y otros menos humanos, yo escribo como si mis palabras fuesen un lenguaje secreto entre nosotros, entre cientos de personas que entienden cómo purga por dentro el viento limpio de las lluvias cuando vuelve el invierno.
Me dan miedo los dieciocho, lo confieso.
Porque después vendrán los diecinueve, los veinte... y yo no tengo otros recuerdos que los de esta década.
Pero pienso hacer cosas de las que te arrepientes. Tengo intención de tantas cosas... que antes de empezar me da miedo decepcionar(me), como siempre.

Cuando sea mayor seré bombera, y princesa, y profesora, y escritora...
ya he sido todas esas cosas, y tantas más que no creo que me quede más que una hermosa y longeva jubilación en la que me dedicaré a trabajar en algo que me entretenga para no morir del aburrimiento, que es lo que le pasa al resto de personas: no es que se hagan mayores, es que se van aburriendo.

Al final no vi Nana en aquellos dieciséis o diecisiete... creo que aún debería hacerlo, antes de que se me atrofie el cerebro y comience a recuperar cordura.

Sigo creyendo en los dragones.

3 comentarios:

prometeo dijo...

En un concurso de microrrelatos que trataban sobre la vida de una persona, el que más me toco era uno que rezaba así:
"Nacimiento, infancia, adolescencia, adolescencia, adolescencia..."

No temas pequeña, la cordura no sabe de años. Se lleva, o no se lleva. Nace con uno, o quizá te envuelve empezando por los pies, y te adormece con su tediosa rutina de domingo por la tarde. Pero me da que tú eres diferente. Eres de los que cree en dragones hasta el final de tus días. Somos lo que escribimos, lo que decimos, y en eso se te nota que eres diferente.
Bienvenida al club de la sempiterna locura. Del sentimiento duradero. De los viernes por la tarde...
Y te lo dice uno de treinta y seis, que ha desterrado la cordura para siempre de sus días. El camino lo eliges tú. Solo tú. Pastilla roja. Pastilla azul...

Yuki, Lord Nieve dijo...

tu crees en dragones y yo abro la ventana, ya sabes ^_^

recuerdas aquel gato? ya sé donde está.

Anónimo dijo...

"no es que se hagan mayores, es que se van aburriendo"
Me parecio una ncreible apreciacion del transcurso del tiempo en nuestras vidas... Simplemente sensacional...

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"