martes, 15 de junio de 2010

Don't be scared



¿Si tenía ganas de enamorarme? Por supuesto. Y de tener una historia de esas de final feliz. De que me hiciesen daño a mí por una vez... Pero cada vez que mi imagen cruzaba un espejo me veía ahí, tan quieta, tan lánguida que nadie hubiese podido imaginar lo mortal que llegaba a resultar de proponérmelo.
Pero mi vida se resumía a esta silla en la que, recogiendo las piernas, jugaba a balancear las lágrimas, alante y atrás, sin dejar que se derramasen. Y pensaba que nada más me proporcionaría el nulo y placentero sentimiento del vacío: ésa era mi vida, apoyar una mejilla en la rodilla y pensar que jamás me levantaría. No tenía ni motivos, y si los tenía, no recordaba haberlos guardado en ningún cajón.

Sí, a mí también me huían las ganas de ser o no ser, pensar, soñar. Me huía el sentido y la orientación, y los besos se marchitaban sobre mis labios, sólo de imaginar.
Me preguntaba a menudo si todo el mundo tendría el pecho tan lleno de cosas malas como yo, y dónde estarían mis buenos sentimientos.
Podían decir que traía conmigo desgracia u oscuridad, quizás sólo decían: ¿estás bien?¿qué te pasa? Y cómo explicarles esta enfermedad, que añoro cada aliento exhalado, que sigo locamente enamorada de los labios besados, que ando hacia atrás y no es que esté loca, es que quiero deshacer el camino para fundirme en otro mundo, otra época; ésa sobre la que tanto leo, porque me encantan las fiebres de la luz, y los sentimientos indudables, incorruptibles.
Nada que ver con mi cadáver hinchado, con mi piel cada vez más macilenta y menos nívea.

Me recojo a trocitos del suelo. Me vuelvo ceniza con el sol. Y las pesadillas se tornan realidad.
¿Me preguntas si tengo miedo? Mucho, muchísimo, estoy aterrada, tanto que ni me muevo ni hablo. Tanto que sólo sé esconderme bajo las mantas, con una mejilla apoyada en la rodilla.

2 comentarios:

Wind dijo...

Las mantas son malas consejeras, siempre caemos en ella, y solo conseguimos el calor que nosotros mismos podemos proporcionarnos.

Las historias que tienen un final feliz, son las que mas tardan en llegar, o las que mas cuesta conseguir, la balanza ha de mantenerse.

Lo mas fácil de ellas es sentir, o se siente o no se siente, lo mas difícil es actuar, arriesgar, perder o ganar, valorar, creer, elegir, no sentarse a esperar.

aLba * dijo...

si.. tengo miedo de que te vuelvas a ir..

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"