miércoles, 5 de marzo de 2008

Reflexiones desde un viejo sillón

Sentada en este viejo sillón, comprendo.
Veo pasar la gente, como viajeros en mitad de una tempestad que llaman a tu puerta pidiendo asilo, comida, consuelo o simplemente alguien con quien sentarse a compartir historias de un pasado un futuro. Hay quien viene y tan rápido como aparece se va, dejándonos sin saber muy bien qué hacer. Hay quien desearíamos que permanecieran más tiempo, deseando de forma egoísta que se prolongue la tormenta para guarecerles bajo nuestro techo... También hay quien, a pesar de salir el sol y amanecer un nuevo día, posponen su viaje únicamente para permanecer un poco más a nuestro lado...
Da igual cuánto se queden, todos dejan una pequeña parte de sí mismos en cada lugar en el que reposan, y a su vez, sin apenas darse cuenta, cogen una parte de cada viajero que encontraron en su camino.
Mis viajeros... hay caminos que se cruzan y se separan, otros que prometen estar siempre unidos... hay caminos con viejos sillones para sentarse a pensar, a esperar o a ver a la gente viajar... Yo, he visto muchos viajeros, y todos ellos dejaron pequeñas sabidurías en mí, pequeños fragmentos de lo que soy, de lo que son... Me enseñaron la música, me enseñaron a luchar, me enseñaron a aprender, me enseñaron a bailar con la lluvia cuando el cielo llora, a ver magia en la oscuridad, me enseñaron a reír y a llorar, a ver, a cerrar los ojos, me enseñaron a cazar estrellas y a gritar... Me ensañaron [enseñan] tanto, que cada día soy un poco más llena de recuerdos y un poco menos vacía...
A pesar de todo, muchos viajeros se van antes incluso de llegar a conocerlos; prometo acordarme de ellos, viajeros que ví, que idealicé, peor aún, viajeros que no llegué a ver... Me gustaría poder conocerlos, o, quizá, que ellos quisieran parar en su camino y sentarse a mi lado, para charlar.
Comprendo la simplicidad de la nieve que vuela con el viento.
Comprendo que somos sólo humanos...
Comprendo que soñar es sólo soñar...
Y, sin embargo, no estoy triste... quizá porque comprendo bajo el amparo de la suave melodía de la lluvia...
Comprendo y acepto [nuca me gustó (ni me gusta) la realidad] "Si amas algo debes dejarlo marchar, si vuelve, es tuyo, si no nunca lo fue" Y suelto mis cadenas, y os dejo marchar si queréis. Seguiré aquí, donde siempre, viajando y aprendiendo... a mi manera. Porque somos normales, los de siempre, con nuestros 15, 16, 17, 18, 19, 20... años, los de siempre. Creyendo desesperanzados... a veces se antoja que el mundo no tiene nada que ofrecernos y otras que se desborda el tiempo entre tanto por ver... Y si nos separamos, sé que al recordar este tiempo, nuestro tiempo, sólo nuestro, se dibujará una sonrisa que cantará en el idioma del pasado lo mucho que fuimos...

"Dormí abrazada a un último recuerdo"

---
Quién es señor anónimo?

2 comentarios:

^Spacem^ dijo...

weeeee ^^ , pa mi gusto es mejor k haya menos gente, no m molan las grandes aglomeraciones, salvo en momentos dados.
Weno, tengo una lektora ;D suficiente pa publikar (aunke mis skritos nunka han sido la ostia) ^_^Uuuuuu
Nu kreo k "intimidad" suene porno xDDD, suena mas bien a "trankilidad, paz, sosiego, soledad ..." ,wenos conceptos ^_^ ¿has vuelto a beber, no ? ainsss, tol dia kon la bebida y asi akabamos, pobre ........ xDDDDDDDD :Þ
bsines y a kuidarse ;)

Kurai dijo...

me gusta el relato ^^
ya leeré el resto un día q tena algo más tiempo (y la pila d apuntes disminuya hasta dejarme ver bien la pantalla del ordenador xDD) los leo aquí ya que nunca se cuando estás conectada pa pedirtelos xDDD
weno poxola ^^ muxuuus!

P.D. t dejo mi journal x si keres echar un vistacillo: http://kurai_megami.bravejournal.com

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"