domingo, 14 de diciembre de 2008

Etapa espiral

*Dime que no estoy haciendo el imbécil.
Dime que me equivoco al dudar, y que te ofenden mis miedos.
Dime que se te han roto todas las historias, y que he desmontado todos tus esquemas.
Dime que no vale nada de lo pasado.

Y, aunque no te crea, dímelo, que se me reconforta el nudo de la garganta.*


Es una de esas etapas en las que todo está mal, o no está.
De ésas en las que uno mismo nunca vale, y los demás siempre hacen trampas. Etapas en las que los fallos son catástrofes, las palabras navajas y las victorias, casualidad y mentiras.
Es ese clima el que enfría y moja, el que congela y rompe. no es la nieve bonita y las luces de navidad cálidas.
Es la etapa en la que la mejor opción sería enterrarse debajo de una manta (azul, siempre azul), y dejar que todos olvidaran que alguna fvez fui una hija, una amiga, una hermana o, simplemente, una chica que le quiso. Etapa de dejar de necesitar, para no necesitar ser necesitada. Etapa de trabalenguas y espirales en la que sólo está permitido salir una vez no haya nada que perder, ni ganar.
Porque es como si se fueran las ganas de todo, y sin embargo cualquier cosa nos hiriera más.
Es la etapa en la que me odio día sí, día también, y al séptimo descanso, odiando un poco a mi alrededor. Es la etapa en la que no merezco nada, y lo necesito todo. En la que no quiero nada, y lo necesito todo.
Es la etapa peligrosa, la zona X. La de dormirse llorando, por las noches... hacía tanto tiempo de eso que no me acordaba. Es cómodo, es fácil, es cálido. Es como una muerte y renacer de usar y tirar. Cerrar los ojos, morder la almohada, invocar al apocalipsis, llamarte a ti, sabiendo que no me oyes, y reprocharte (de igual forma) que no viniste... y después despertar con un leve sabor en la boca, sabor a mar.

La etapa en la que te siento lejos, y no te noto. La etapa en la que toda la culpa es mía, y no hay más que hablar, pero el castigo, para todos.

Es la etapa de la espiral. Y a veces se va con el frío. Otras con la navidad. A veces se pasa con abrazos y luces y a veces, sólo a veces, se olvida que empezó y si salimos de ella o no.

Es la etapa espiral. Y tengo miedo.
Y aun estando aquí, ¿dónde está la mano que no me dejará caer [ p o r e l b a r r a n c o ]



"Había tanta gente que, de haber habido una persona más, no habría habido nadie."

bueno... ya sabes

Mejor... me voy a dormir.

3 comentarios:

sueño de cristal dijo...

Por muchas mantas de color azul que te eches por encima, nunca olvidaré que eres mi hermana.
Y aunque seas tan gruñona, te quiero. (y no solo por obligación)

rha dijo...

Etapas olvidadas que tarde o temprano regresan..."etapas espiral", un nombre bastante apropiado la verdad.

Deja de pensar y tirate en la cama a disfrutar del calor que hay entre las mantas, disfruta y olvidate de pensar.

Y se consciente de que no hay una mano que no te dejara caer.
Te aseguró que somos muchas más...^^

Yuki dijo...

ya pronto 19 ^^

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"