domingo, 30 de marzo de 2008

nada


...Es así como tomo la mano del vacío y no la suelto, hasta que siento ese cosquilleo entre los dedos y abro la mano, y descubro nada sosteniéndome, fuerte, para impedir que caiga...
Nada disfrazada con tu olor, con tus ojos, una nada que maquillé y enseñé a hablar, a decir "te quieros" y a acariciar mi cuello con el viento.
Una nada que tras tantos colores otorgados por un viejo pincel sin pelos, seguía siendo nada al fin y al cabo, pero una nada que se asemejaba en cierto modo a mis sueños, que por consecuencia eran nada.
Y es que la nada, como la peste, torna en abismo también cuanto toca, pues si así mi vida a la nada ésta se reduce a esto y aquello simplemente no pudo ser. Y si visto las palabras en nada, y a nada le corono con tu nombre, nada eres y tus palabras nada valen en mitad de una vida que permanece siendo nada porque gira en un círculo en el que no habiendo vida no puedes ser y en el que al no poder ser no hay vida...

A pesar un poco de todo, se vuelven cálidos en la nada los abrazos que en un lugar sin ubicación y en un tiempo sin relojes suceden, o dejan de suceder, o alteran un poco la sucesión de nadas que se dirigen al portal de una oscura mente a comulgar y pedir perdón por sus pecados no cometidos.

Tal vez la nada sea como el 0, que al multiplicarse por el número más bello sigue siendo nada... pero, será tal vez una nada más hermosa, más mágica? cómo salir de un bucle de 0 si sólo se nos ha permitido multiplicar? Tal vez debamos sumarle puntos a escondidas a las nadas, para que un día puedan llegar a ser el todo.

Hoy la nada me pide excomunión

domingo, 16 de marzo de 2008

Bye

... no ha pasado mucho desde que comencé a retomar este blog... me retiro [nunca fui constante en nada].
No es que no vaya a tener nada más que decir, es que no quiero tenerlo... no es que no vaya a seguir queriendo escribir aquí de vez en cuando, es que no quiero tener nada que contar.
Así que, me despido, sonriente. He guardado todos los cuentos que me leían mis padres de pequeña, y he encerrado a las princesas, liberado a los dragones y engañado a los príncipes... guardo todo, los recuerdos, no los tiraré [sé que algún día estaré preparada para tirarlos, para borrar una a una estas entradas, y negar que existieron, pero todavía es pronto].
Me pondré parches en las heridas y a correr... quiero tener 15 años y ya, y que se note...
así que no creo que escriba más, aguantaré las ganas *_* y ya. A partir de ahora siempre sonriente :DD [espero no tener que borrar esta entrada >.<]
muchos besos a todos, besos a ti, besos a mis recuerdos y besos a todos los sapos que jamás serán príncipes. Besos a mis enfados, sobre mis párpados, besos de promesas que romperé, pero besos en su momento. Hasta entonces, simplemente besos.

...welcome to wonderland...

sábado, 15 de marzo de 2008

Doll




- Qué bonito es el amor -dijo una muñeca. Y todos pensaron que una muñeca no era capaz de sentir el dolor del amor.

- Qué horrible es el amor -dijo la misma muñeca. Y todos pensaron que una muñeca no era capaz de sentir el calor del amor.

Y nadie comprendió cómo podía alguien sin corazón saber lo que era amor, saber lo que era hermoso y lo que no.
Probablemente no lo supiera...

Os contaré una historia...

----
Wooo *-* da un poco igual de donde venga, de quien, a quien, donde, cuando y porqué... es bonito ver que hay gente que sigue creyendo querer, o queriendo querer...

Todos somos muñecas al fin y al cabo...

jueves, 13 de marzo de 2008

dios sabe que lo intenté


No ser...
no sé como podría explicarlo, no sé ni si quiero hacerlo... no siento, no quiero, no lloro... no soy
que sentido tiene? todo? nada? ser estar y parecer, amar, odiar, soñar...? simplemente para hacernos la vida más facil...
pero yo no soy, no sueño, ya no quiero... dios sabe que lo intente, y que ya no lo intento... porque no hay ganas, no quiero, carece de sentido cuanto anhelaba... no lloraré más por sentir el vacío, nadie me verá llorar más...
Es aun pronto para dejar de esperar... y dios sabe que lo intente... pero no quiero seguir asi, esperando unicornios, dragones y príncipes dormidos a los que rescatar... no quiero esperar mas...
pero dios sabe, sólo dios (aquel al que le rezaba eternamente) que lo intente...

miércoles, 12 de marzo de 2008

empty


vacío... no encuentro nada que decir ni qué poner... como si los engranajes de mi viejo reloj se hubieran detenido y ahora el minutero permaneciese suspendido en un eterno 42... tan cerca de completar su último ciclo... Y el tiempo contiene el aliento, expectante.

martes, 11 de marzo de 2008

Sometimes... some days...


A veces, solo a veces, espero sentada delante de la pantalla... un milagro, una ilusión, una llamada...
El pelo mojó mi espalda y ahora el frío se extiende.
Palpo, poco a poco, los vacíos en la piedra, y me pregunto a dónde habrán ido a parar las zonas amputadas...
A veces, solo a veces, me permito mirar las fotos, con ésa música de fondo, esa que tantos recuerdos me trae.
Y a veces intento abarcar una estrella con los brazos, o pensar que hay personas que, en cierto modo, también me esperan, a veces. Y sé que no se puede tratar de ser el eje de nadie ni nada, sé que aquí estamos, simples, humanos, desnudos en una playa de cristales sin saber si correr o sentarnos a esperar que escampe... Y a veces, sólo a veces, leo palabras que me gusta soñar que son para mí, y les pongo voz, y cara, y las perfumo con su olor y entonces, creo un muñeco que me acompaña... a veces, solo a veces, me debato entre millones de cosas, cientos de palabras, decenas de opciones... Y cruzo la calle, esperando, por casualidad, verte pasar... a veces corro para llegar pronto a no hacer nada, para ser la primera en sentarme a mirar estrellas...
A veces juego conmigo misma a buscar aquellos caramelos que curaban todos los males a los 5 años... y me encuentro en un cajón, pequeña, tonta, creyendo mirar el cielo en mi caja de madera...
A veces, sólo a veces, podría decirlo todo y quedar vacía...
suerte que esas veces no hay nadie cerca... suerte que no pesa demasiado mi mochila...

Deseando que llueva pronto, de esos días en los que el cielo se vuelve agua... quizá, cuando yo salga a bailar con la lluvia, me encuentre con tu mirada... quizá, sólo quizá, no haya porqué decir nada...

días...

Hay días que tocan buenos ^^ [que ya va siendo hora u.u]

Y es que me pregunto… qué quisiera de esta vida?
Simplemente reír… y llorar… no dejarme ninguna experiencia por el camino…
Tenemos tiempo para todo…
Tenemos valor?
Me gustaría saltar como si fuera la primera vez, poder abrazar el viento y dejar que me eleve…

Creo que en el fondo no creo, quiero creer, necesito hacerlo… o simplemente es bonito hablar como si los unicornios recorrieran los bosques más recónditos…

Pero hoy se me antoja la filosofía “me la pela”. Que nada es para siempre? Me la pela!
Que tus ojos no buscan los mios? Me la pela! Que todo son mentiras? Me la pela!
Hoy creome dueña de mi mundo y poder escoger en qué creer… hoy yo quiero decidir lo real y lo irreal y si no hay príncipes, besemos sapos. Y si no hay castillos, hagamos casas en los árboles y soltemos la enmarañada cabellera para que las hormigas suban por ella en nuestra busca. Y si no hay malvadas brujas mirémonos en el espejo y seamos a la vez juez y verdugo…
Hoy puedo echar de menos, pero se me antoja de colores el cielo… cansada un poco del azul… es increíble lo bonito que se pone cuando amanece/anochece *-* lástima que nadie detenga su vida para echar una ojeada sobre nuestras cabezas.

Al final, se me antoja que es mejor un poco que nada… y lo que tenga que venir vendrá, y, lo que no, ya se verá (siempre puedo amenazar al destino con una o dos predicciones del caos… :P no te ofendas destino, te tengo cierta estima)





Hay días que, sin ningún motivo, amanecen en la noche buenos.

lunes, 10 de marzo de 2008

Ariadna...

Pequeña Ariadna… estúpida y enamorada… Teseo… qué se te ha de reprochar?
Ella sólo quiso que él la quisiera…. El sólo necesitaba que ella creyera…
Pequeña Ariadna… qué te han hecho? Pequeña… Ariadna… creyendo… confundiendo el amor con la necesidad… pequeña Ariadna, duele amar verdad? Pequeña Ariadna, no hay amor en esta noche, ni Teseos como el que soñaste…

Despierta, en la playa… Ariadna… él no está… no te ha abandonado, en realidad nunca estuvo quien venció al minotauro… en nombre de tu amor...
Teseo, un héroe, un rey, un hombre... y tú, creyendo aún en los cuentos de princesas.



Comienza a pasarme factura esta soledad, y este pensamiento que me empuja a querer estar sola… Un juego de dos y yo escondí los dados… comienzo a creer que juego demasiado bien. Comienzos que auguran próximos finales.. y finales que susurran futuros principios inciertos...

domingo, 9 de marzo de 2008

ni el momento, ni el lugar


A veces, simplemente, es que no es ni el momento ni el lugar...

cansada de llegar siempre tarde al baile, a tiempo para escuchar las campanadas que anuncian las doce,
de no tener vestido ni zapatos de cristal...
cansada de ver, a través de mi ventana, como se apagan las luces de la calle, poco a poco, una a una, hasta dejarme sumida en mi amada oscuridad...

como el cuento demasiado joven para poseer un principio y demasiado viejo para recordar su final

mi nombre no aparece en ningún cuento

un poco de guri

No encuento aún hoy las palabras para describir todo esto...
podría decir que tengo miedo, y que conozco de sobra las piedras que componen mi camino [hasta nombre les puse en uno de esos paseos de mayo]. Podría decir que se acobarda mi voz al hablar de mi, y tiembla si se nombra tu presencia. Podría contar que hay noches en las que lloro y mediodías en los que creo poder incluso volar... que en mitad de la gente me siento sola y con una mirada creo ser la persona más afortunada... que a veces os miro e intento guardar vuestra imagen en mi memoria, para quereros siempre. También que cuando os miro siento ser la cámara que os observa y recoge en el recuerdo... pero sólo eso, una cámara... Podría decir que soy una cobarde y que tengo demasiado miedo. Podría susurrar muy bajito que a veces estoy triste y me gustaría un abrazo. Podría decir que no sé nada de mí, o que sé demasiado... Que pienso hasta caer rendida y asfixiada por las lágrimas o que realmente sólo hago como que pienso sin sacar nunca ninguna conclusión. Podría decir que no siento mío ni mi nombre y que hay noches en las que suspiro otros... Pero todo eso llevaría a una conclusión, y es que no podría decir nada de mí.
Porque no reconozco mi imagen, ni mi nombre, ni mi voz... no reconozco mis actos, ni mis lágrimas, ni mi vida... porque vivo como la única espectadora de un teatro; devorando las palomitas de los recuerdos en silencio, junto a la oscuridad, esperando. Podría decir que a pesar de todo aún hoy guardo ciertas esperanzas que sé que para cuando llegue mi querido verano habrán muerto... y no mentiría si dijera que eso me entristece, pues ver morir los sueños es algo así como admitir que nunca pudieron ser cumplidos... puede que tras esta vez comience a dejar de creer... en cuentos donde las princesas deben ser hermosas, en cuentos donde los besos te rescatan del letargo, dejar de creer un poco en lo que todos llamamos "amor", "libertad", "justicia", "bondad"... o puede que siga como siempre, quejándome de esto y de aquello... y de lo de un poco más allá. Llorando por que él no llora por mí o porque aún me queda mucho por andar... quizá siga sonriendo de esa forma tan triste, melancólica, en esta oscuridad; sintiendo como me queman las lágrimas al besar las mentiras. Probablemente siga riendo con cada fin de semana y diciendo "no pasa nada" o simplemente intentado olvidar un poco todo este tiempo que paso a solas en mi teatro privado... Podría seguir mirándoos cada vez que sienta la necesidad imperiosa de pediros que no os marchéis nunca... Podría seguir aquí, siendo yo, la total desconocida...
Puedo tanto y hago tan poco... No tengo valor para decidir arriesgar y caer, como sei, o domi, o yuu, o lander... ni siquiera tengo valor para decir el nombre de mis más fuertes adversarios... ni siquiera tengo valor para saltar y volar, o demostrarme a mí misma de una vez por todas que carezco de alas, y dejar de soñar con las nubes. Últimamente no hay lágrimas, como si ellas también se hubieran cansado de acudir a mis llamadas y consolarme acariciando mis mejillas.
No hay valor para decir "te necesito" "quédate" o "por qué?"... y no porque se me antoje difícil, simplemente porque jamás estaré dispuesta a asumir las posibles respuestas a esas palabras... es entonces cuando abro la boca y en mudas palabras formulo preguntas que ni el viento llega a escuchar.
Irónicamente ni siquiera tengo unos labios que extrañar o un amor roto por el que llorar... irónicamente no creo que lo tenga en mucho tiempo... porque irónicamente no me permito mis sueños [maldita cobardía]

Ultimamente escribo más que nunca, tengo todo lleno de páginas y páginas ahogadas en palabras, palabras que intentan decir mucho pero acaban siendo vacías, porque no me conozco y me prohibí hace mucho contar ciertas cosas... ya no recuerdo el porqué, pero sé que si en su día tuvo sentido la guri de ahora no es nadie para cambiar las normas... así soy feliz... a mi manera.

---
Podrá mi voz alcanzar el cielo?
Podrán estas palabras llegar a algún lugar? A los oídos de alguien? Podré algún día no necesitar tantas frases vacías y tantos silencios suicidas?

sábado, 8 de marzo de 2008

Why God?


Tantos "por qué"s que espero no llegar a comprender nunca [por mi bien y el de la humanidad]. Y aún así continúo preguntando... mirando al cielo en las noches en las que me quedo sola, y preguntando... el porqué de tantas cosas... reprochándole a algún dios desocupado su desinterés total hacia mi suerte, reprochándole a las estrellas que no brillan más para mí, reprochándole al tiempo que araña los brazos de los sofás, reprochándole al viento que no me traiga su olor... y preguntando por qué sucede todo esto... tantas preguntas cuyas respuestas no estoy dispuesta a asumir... Y en una sucesión de caóticos recuerdos, sentimientos y páginas de cuaderno arrancadas y guardadas en el cajón, paro y le pregunto al dios más cercano... y su silencio me responde a todas las cuestiones del universo, el sabio silencio que no diciendo nada lo dice todo, y todo es cuanto queramos creer... entonces, tras la respuesta de dios, pienso un segundo... sigo igual que antes de orar... sabiendo lo mismo, no sabiendo nada... pero el hecho de escuchar como alguien me miente aparte de yo misma, reconforta un poco el corazón, aun sabiendo que es mentira... es bonito creer que otros lo creyeron y por lo tanto pudiera ser real...
Las mañanas y las noches trato de gastar el tiempo durmiendo, dando vueltas y vueltas en la cama cierro los ojos y me finjo dormida, representando un papel conmigo como única espectadora... y a fuerza de cerrar los ojos y llamar a voces al sueño, al consuelo, éste acude, en una franja de tiempo bastante amplia... la cuestión es que acude... quizá, cerrando los ojos y observando mis mentiras, quizá acuda la verdad a consolarme y susurrarme al oído que todo saldrá bien, aunque no sea cierto.

...


...Hay tantas cosas que no comprendo...

jueves, 6 de marzo de 2008

Es triste...

Me da un poco de pena... con qué resignación dejé bajar la marea... hasta que mi horizonte se tornó sólo arena y se volvió desierto de nubes... No, no hubo nunca mar, simplemente, con qué resignación perdí el espejismo de mi oasis, la caza de las mariposas de los sueños en pleno invierno, la búsqueda de los tesoros en los vertederos... me da un poco de pena ver la facilidad con la que me enterré en el edredón, y apartando la cara de aquella almohada que aún permanece mojada, me repetí una y mil veces que los sueños sueños son... que ésta no es [era] mi realidad... Me da pena haber logrado no ilusionarme, olvidar... me da pena lo que tantas veces supliqué al cielo. En el fondo quizá, solo buscaba un poco de consuelo... reafirmar la existencia de lo que fueron mis quimeras. Cuándo dejé de esperar con lágrimas en los ojos y el corazón palpitante? Cuándo quise darme cuenta de que no vendrían más viajeros en las noches de tormenta? Cuándo besé los labios de mis ilusiones, condenándolas como si yo fuera judas, y ellas algún predicador chiflado? Cuándo vendí mis anhelos por unos clinex usados?
Cuándo dejé de contar estrellas, de soplar pestañas y saltar escalones? Cuándo olvidé todos los cuentos de hadas? Cuándo derramé la última lágrima que aún esperaba? Y... la pregunta que más temo... qué soy ahora? Qué, sin creer, queriendo creer... Qué? Sin liberarme del todo, sin atarme a nada... qué? sin esperar ni poder dejar esta ventana... será acaso que aún me quema algo de esperanza? o serán los recuerdos por los tiempos pasados [buenos tiempos? supongo que a su manera]. Y, me da pena, y me da rabia, y me frustra... porque en realidad me enamoré de aquéllos sueños de ojos oscuros, profundos... realmente quise poseer lo imposible... y realmente creí que quizá no existiera esa palabra...
Pero ya no puedo llorar... porque no hay nadie por quien hacerlo [ni siquiera soy]. Habla la voz de los recuerdos de un pasado tras quien sólo posee de sí misma un nombre, un rostro, un cuerpo y mil páginas escritas con un lápiz sin punta, que me dicen cómo soy, cómo siento... lo demás, puros recuerdos, quizá hasta inventados, modificados para que respondan a las exigencias de un nadie... No queda porqué llorar... y cada palabra, cada espacio en blanco y cada tilde y coma se acumulan en mi garganta, porque no queda porqué llorar... y sólo hay pena, tristeza por aquello que acabo de dejar atrás, porque no niego que quizá aún espere un milagro... pero me duele ver cuan fácil vi la verdad... que... ojalá pudiera llorar ahora, aunque si volviera al pasado querría regresar al presente o futuro en todo caso.
A la espera de un milagro... será esto lo que todos llaman "esperanza"? No, debe ser que me ha sentado mal la cena...

---
Siempre supe que por estas fechas acabaría un poco todo (las fuerzas se me gastan enseguida) y sé (creo saber) que es lo que quiero (lo que quería)... así que toca volver a ser la guri de siempre... porque sé que soy tan estúpida que volveré a olvidar que tuve que olvidar... ^^
Buenas noches

Y al mal tiempo, buena cara, pues es la mayor mentira, nuestra unica defensa...



yo... conmigo misma


- ¿Cómo pretendes lograr algo por lo que ni siquiera luchas?
- ...
- Nada cae del cielo.
- Digamos que... lucho a mi manera...
- Bonita forma de mentirte.
- Sí.

miércoles, 5 de marzo de 2008

Reflexiones desde un viejo sillón

Sentada en este viejo sillón, comprendo.
Veo pasar la gente, como viajeros en mitad de una tempestad que llaman a tu puerta pidiendo asilo, comida, consuelo o simplemente alguien con quien sentarse a compartir historias de un pasado un futuro. Hay quien viene y tan rápido como aparece se va, dejándonos sin saber muy bien qué hacer. Hay quien desearíamos que permanecieran más tiempo, deseando de forma egoísta que se prolongue la tormenta para guarecerles bajo nuestro techo... También hay quien, a pesar de salir el sol y amanecer un nuevo día, posponen su viaje únicamente para permanecer un poco más a nuestro lado...
Da igual cuánto se queden, todos dejan una pequeña parte de sí mismos en cada lugar en el que reposan, y a su vez, sin apenas darse cuenta, cogen una parte de cada viajero que encontraron en su camino.
Mis viajeros... hay caminos que se cruzan y se separan, otros que prometen estar siempre unidos... hay caminos con viejos sillones para sentarse a pensar, a esperar o a ver a la gente viajar... Yo, he visto muchos viajeros, y todos ellos dejaron pequeñas sabidurías en mí, pequeños fragmentos de lo que soy, de lo que son... Me enseñaron la música, me enseñaron a luchar, me enseñaron a aprender, me enseñaron a bailar con la lluvia cuando el cielo llora, a ver magia en la oscuridad, me enseñaron a reír y a llorar, a ver, a cerrar los ojos, me enseñaron a cazar estrellas y a gritar... Me ensañaron [enseñan] tanto, que cada día soy un poco más llena de recuerdos y un poco menos vacía...
A pesar de todo, muchos viajeros se van antes incluso de llegar a conocerlos; prometo acordarme de ellos, viajeros que ví, que idealicé, peor aún, viajeros que no llegué a ver... Me gustaría poder conocerlos, o, quizá, que ellos quisieran parar en su camino y sentarse a mi lado, para charlar.
Comprendo la simplicidad de la nieve que vuela con el viento.
Comprendo que somos sólo humanos...
Comprendo que soñar es sólo soñar...
Y, sin embargo, no estoy triste... quizá porque comprendo bajo el amparo de la suave melodía de la lluvia...
Comprendo y acepto [nuca me gustó (ni me gusta) la realidad] "Si amas algo debes dejarlo marchar, si vuelve, es tuyo, si no nunca lo fue" Y suelto mis cadenas, y os dejo marchar si queréis. Seguiré aquí, donde siempre, viajando y aprendiendo... a mi manera. Porque somos normales, los de siempre, con nuestros 15, 16, 17, 18, 19, 20... años, los de siempre. Creyendo desesperanzados... a veces se antoja que el mundo no tiene nada que ofrecernos y otras que se desborda el tiempo entre tanto por ver... Y si nos separamos, sé que al recordar este tiempo, nuestro tiempo, sólo nuestro, se dibujará una sonrisa que cantará en el idioma del pasado lo mucho que fuimos...

"Dormí abrazada a un último recuerdo"

---
Quién es señor anónimo?

martes, 4 de marzo de 2008

Dragonfly



Estoy cansada de tantos quizas, de tantas esperanzas, de tantas recreaciones imposibles, de tantas mentiras y promesas rotas, de tantas oraciones no escuchadas, de tantos sin viajes que recordar, cansada de esta cara, de este cuerpo, de esta mente.
De tantas disculpas tan vacías, de tantas sonrisas tan tenues y miradas tan intensas... cansada de mi sombra, de la loca que me sonrie desde el cristal. Cansada de traicionarme siempre, de ser mi mejor confidente y mi peor enemiga... cansada de no saber, de no avanzar, de planear, de no aprender... un poco cansada, un poco con ganas de poder enfadarme y reprochar... un poco feliz, agradeciendo esas pequeñas cosas, al menos los dones que me regalaron, los dones que conoci, que conoceré... un poco soñadora, aún creyendo que tal vez... un poco de todo... un poco de nada... parece una tonteria pero... no lo se, me gustaria llegar a un extremo, acabar el cuento, con su final feliz, o triste... da igual, poder irme a dormir en esta eterna noche, aunque sea con lágrimas, sabiendo que mañana amanecerá...

He escrito hoy un texto que me gusta, pensaba publicarlo esta noche... quiza en otra ocasión... una en la que me encuentre más tranquila, más ausente.

lunes, 3 de marzo de 2008

.~.TARTAdeFRESAS.~.


Aspiro el cálido aroma de la tarta de fresas enfriándose sobre el alféizar de la ventana.
Recojo, uno a uno, los pequeños pedacitos de fruta nadando en ése delicioso líquido que sueltan al partirse por la mitad...
Paso un dedo por la encimera y degusto con lujuria los restos del postre.
Cierro el horno, luego lo limpiaré. Desde dentro tú [tus restos] me miran con esa última cara de horror. Ahora las fresas se confunden contigo... y su jugo con tu sangre...
Aspiro el cálido aroma de la tarta de fresas enfriándose sobre el alféizar de la ventana.

domingo, 2 de marzo de 2008

. . . c o l o r l e s s c i t y . . .


Al abrigo de las vaporosas sábanas de una ciudad, en la que los transeúntes vuelan, llevando consigo mil desgracias, mil sueños y mil amores [que acaba siendo lo mismo].
Camino, y al caminar, veo cómo mis pies no dejan huella alguna en el humeante asfalto. Como si careciera de alma.
La triste y decadente melodía del tráfico, los tacones acelerados y la lluvia cayendo sobre todo, implacable, acompaña al monocorde zumbido de la polilla que vive encerrada en mi cabeza.
Miro la cara de todos cuantos pasan a mi lado, pero no logro reconocer ninguna facción... son como rostros inacabados de un escultor difunto... Luego el cielo, se muestra desde lo alto, durmiendo la siesta se derraman sus lágrimas, quizá por algún mal sueño. Lo envidio.
Y por mucho que salte, nunca será suficiente para llegar hasta él y abrazarlo. Nunca seré gota que ponga fin a su existencia en macabra paz.
Se pierden las miradas y los colores, y una cortina de gris hiela hasta el alma. Se pierden las voces entre las mil luces que nadie ve, nadie siente.
Como un vacío en el cuerpo, rodeado de sombras que no se pueden tocar, que no se pueden alcanzar...
Confusa camino, por las calles más oscuras, a veces me detengo y miro uno de esos escaparates vacíos, que parecen prometer que contendrán alguna genialidad en tiempos mejores.
El viento estropea el peinado que me hice para salir, agita el vestido que escogí para esta ocasión... y es que comencé a arreglarme hace mucho, con un objetivo que ya no recuerdo, quizá estar presentable para alguien... hoy todas esas acciones carecen de sentido y sin embargo se volvieron tan necesarias como respirar... quizá porque dejar de hacerlas sería, en cierto modo, asumir que nunca sucedió aquello que esperaba... que nunca pasará.

Mi tiempo, que si para mí bien son horas, para ti tan sólo segundos...

...como aquel viejo piano que esperó unas manos que hicieran de su voz rota melodía...

melodía de susurros

Los últimos rayos de este decadente día,
la mirada agonizante de un cuenta cuentos sin palabras,
los perennes recuerdos de los difuntos sueños,
las últimas oraciones de un amor vehemente,
las amargas sonrisas del diablo del tiempo,
las frías miradas del dolor de las olas,
el último pensamiento, al vacío, sin sentido.

---

Preparándome para salir, quiza soñando que hoy sea diferente, quizá esperando que hoy sea diferente.
Y me peino cien veces, y me visto con aquel traje de princesa rasgado, me pinto los ojos, ésos que lloran, quieren ser vistos esta noche.
Entre las luces vibrantes, que parpadean histéricas, se pierde mi mirada; se ahogan mis gritos en el estridente sonido de esa música tan vacía... Y nadie está aquí, y tú no estás aquí.
Todos saltas, todos bailan, todos gritan sus poemas olvidados, sus nombres, sus formas...Todos oyen y se puede escuchar un melancólico susurro, que muere en un suspiro de mis labios.
[..]
El fuego consume mi palacio de cristal.
[..]
El fuego me destierra de este cuento sin final.
[..] ...olvidar que hubo un ayer; romper mi jaula de barrotes de esperanza.
Sola en la vieja pista de baile, rodeada de caras conocidas, sola, en silencio, se suicidan lágrimas de mentiras, a escondidas.
El tiempo besará mi rostro, lamerá las heridas,

Y [...] ...

"I'm sorry guy, there is not time for us..."

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"