jueves, 17 de diciembre de 2009

Rainbow scarf.



La vi, y desde el momento en el que sonrió a aquel chico tan popular en la clase (ya no recuerdo su nombre, nunca lo recordé) supe que debía ser mía.
Sé que suena típico. Lo es. Es aquello que se dice cuando se tiene diecisiete años y las expectativas del futuro son de un plazo de un mes, a lo sumo, si resulta haber alguna fiesta en ese tiempo.
Por lo guapa que era seguro que no fui el único que pensó que debía tenerla.
No contaré mi patética historia, ni el triste final del amor de mi vida. No merece la pena.
Éramos adolescentes, y nuestro cuento duró una eternidad, duró todo lo que duré de diecisiete años, de dieciocho, diecinueve, veinte... La verdad es que no sé cuando acabó. No importa.
A las siguientes, las que intentaron ser los amores de mi vida, las quise de verdad, pero nunca les hablé de ella. Porque, como me sucedió desde el día en que supe su nombre (ese que tanto me he esforzado en olvidar), una vez empezaba a hablar de ella, no podía parar.
Muchas dijeron que fui frío, que fui serio, que fui un hombre aislado en mí mismo, poco hablador... ¿Y qué querían que dijera? Que cada vez que veía una bufanda de colores recordaba su olor. Que cada vez que llovía podía sentir el tacto de su piel. Y que la playa me recordaba a su pelo.
No, realmente ya he olvidado todas esas cosas que uno jura recordar siempre... su voz, su risa, sus ojos... Son el recuerdo idealizado de todas y ninguna.
Y me queda el amor de un sentimiento que no ha existido sobre nadie. Y me quedan las palabras que juré a un rostro que ni siquiera puedo evocar. Juramentos de dolor que romperán el corazón y repararán muñecas rotas.
Siempre arrepintiéndome del mismo crimen.




Y no, no va por él.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sigo amando a mi primer amor, cada mañana, cada noche, desde el centro y desde la piel. Recuerdo bien esa primera sonrisa que le vi dedicarle a otra, hace más de veinte años. Te entiendo. Pase cuanto pase, ese amor renace, me conquista y vuelve a hacerme llorar.

Valkyrie dijo...

Vaya... qué triste historia...

Yuki, Lord Nieve dijo...

siento tener que decir, gracias por esa acotacion ;) buen texto, princesa.

CyberAngel dijo...

Nos confundimos en el aprendizaje de los sentimientos, quizás esa noche de verano que hablaba cierto escritor, es la mejor descripción de la locura que nos crea ser adictos al amor.

Sobre todo cuan terminas diciendo adios.

Besos. Ángel :_(

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"