lunes, 22 de septiembre de 2008

Worst than Sunday


La luz blanca del cielo.
La gélida luz blanca que destilan las nubes, me da la bienvenida.
Besándome la nariz y ambas mejillas; lamiendo mis labios con hielo. Mordiendo la punta de los dedos, amoratados, que, una vez han dejado de temblar, se sumen en un somnoliento rigor mortis.
T0d0 está blanco. Todo.

Mis ojos se mueven histéricos, empujando a las lágrimas para poder ver si alguien conocido pasa por entre toda esta gente blanca.
Alguien a quien agarrar del brazo, alguien a quien mirar a los ojos. Y simplemente decir:
"Necesitaba encontrar a alguien".
Pero todo está blanco. Brilla.

Siento un primer golpe en la garganta, como si mi voz hubiese decidido contraerse en un orgásmico espasmo sadomasoquista.
Luego otro golpe en el pecho, y comienzo a olvidarme de respirar.
Cada exhalación quema, hiere. Y cada mirada a la nívea blancura de TODO araña desde la garganta hasta las entrañas.

Comienzan a pesarme las piernas, y siento ganas de dejarme caer, y besar las piedras hasta que mis rodillas de fundan con el asfalto. Busco a la desesperada una mano que no va a llegar. Por eso lloro. Y esta vez, lentamente, tengo tiempo de contar las lágrimas.
Una.
Dos.
Tres.
Es increíble la destreza que he adquirido de llorar por un solo ojo, el del lado que me tapa el flequillo.
Así, llorando a la deriva, mientras me pregunto cuántas veces le habrá pasado esto a alguien, o si seré capaz de dejar de llorar, llego al portal donde, la música en mis oídos, y después yo, pedimos a gritos que alguien nos ayude.

Se hace el silencio.

El infierno ahora es sólo humo.

***

Esa sensación de tener que pagar con intereses los despertares de luz. De saber que, cada carcajada, cuesta trescientas cuarenta y siete lágrimas. La de que, por cada siete minutos de cielo, se condena mi alma a una eternidad entre las cenizas de un infierno acabado.

No quiero seguir viviendo así... no quiero.



*echando de menos una risa, o un abrazo*

Vale, necesito a alguien. Me confieso, padre.

Mañana se me pasa. Lo prometo.



2 comentarios:

Yuki dijo...

de cuando la libelula observa su rostro en las aguas.

te quiero guri.

y él, tambien.

victoria dijo...

Todos hechamos de menos en algún momento una risa o un abrazo ^^

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"