martes, 13 de octubre de 2009

Onírico


Coge un tren y se olvida la chaqueta. Olvidando que allá a dónde vaya hace frío.
Del color embotellado de los viajes oníricos...
Baja del tren y recorre las calles. Calles que han pisado zapatos conocidos.
Y nadie sabe que ahora son sus pies los que caminan hacia ningún sitio.
Podría llamar y decir que está ahí... podría, pero no lo hará.

Mira cada ventana imaginando quién estará detrás, y la brisa nacida como antagonista del calor asfixiante hiela la punta de sus dedos.
Pasa la mañana en un banco, en un parque, el que ella imagina el correcto... pasa las horas sintiendo el cuerpo entumecido.
Tenía planeado pensar qué decir, cómo sonreír... no obstante se le ha olvidado todo, y se contenta con recordar que debe respirar antes de que pasen 18 segundos.

Tiene esperar muchas horas más aún, para que él llegue justo-cuando-seguro-que-ya-no-aparece.
Cuando, un segundo más tarde, la esperanza se hubiese disuelto entre las aguas del cielo.

Y al final resulta que sus manos eran más grandes, y al final resulta que, por mucho que recordase lo contrario, nunca había tocado su piel.
Camina por la calle aferrándose a una camiseta. Le gusta tocar gente que nunca ha sentido, pisar baldosas vírgenes, respirar nubes nuevas.

Y está segura de no querer regresar, aunque sus sentimientos vuelen a voluntad de unos dados de veinte caras, durante los dos segundos incoloros que dura un sueño, está segura de no querer regresar.

Despierta entre azules y blancos, bajo el mar.
Le duelen las mejillas de sonreír. Le duelen los pulmones; llenos del humo de mil trenes.



Puedo escribir y no disimular.
Es la ventaja de irse haciendo viejo...

1 comentario:

CyberAngel dijo...

Poder deleitar esos primeros segundos de una nueva experiencia, antes que todo se vuelva común.

Sorprendernos con lo desconocido y entender lo que otros nos intentan describir con solo palabras.

Esa es la verdadera razón por la que estamos aquí. Solo vivir.

Como se añoran las primeras veces.

Angel ^^

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"