lunes, 30 de junio de 2008

Le duele más a quien se queda



Hasta la lluvia nos había abandonado. Y, el sol, mostrándose reticente, decidió tomarse el resto del día libre y regresar al amanecer. La madera de las vías mordía la tierra, como si intentara mantenerse en su puesto por siempre.
Sentí tu mano aflojar la mía. Y, sin temblores ni miradas dubitativas, diste un paso atrás, y luego otro. Al tercer metro de distancia el protocolo de las despedidas quedaba roto, y ya podías darme la espalda sin sentir mis pupilas queriendo retener cada poro de ti en este lado del andén.
Me gustaban las estaciones de tren. Me gustaba esa sensación de huir y no volver. Es por eso que comprendía a cada persona que marchaba sin recordar o tal vez atreverse a mirar atrás. Porque siempre sufre más el que se queda solo, entre decenas de trenes y miles de ojos que, aunque quiza doliera un poco, prefirieron abandonar un lugar y a todos cuantos allá, donde quiera que fuera, aún esperaban su regreso. Y entre gritos y chirridos, sintiendo desvanecerse el calor de tu mano, la soledad de un camposanto o una noche sin luna se me antojaban pura charlatanería poética, incapaz de describir este sentimiento en el que el humo y el metal formaban tu sombra, para recordarme que no fui suficiente para mantenerte aquí.
Pensaba en cómo sería abandonarte yo a ti, y temí que, haciendo trampas para elegir yo primera el papel a representar, volviera a escoger el personaje que más sufre, olvidando esas meras directrices de quién parte y quién se queda.
Por ese motivo me da miedo marchar, por si a mi regreso, no está tu sombra en la estación, sin atreverse a decir que le duele más a quien se queda.

2 comentarios:

Yuki dijo...

TT_TT le duele más al que se queda.

sueño de cristal dijo...

...

¿le duele más al que se queda?

...

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"