viernes, 26 de julio de 2013

Despeinarse

Con el viento del mar del norte en contra he levantado muros de sábanas blancas, tendidas a un sol escondido. He puesto las manos sacras sobre hombros desnudos, que fingían que no temblaban. He dormido a kilómetros del corazón más cercano.

He dejado migas de mi alma en el camino de cada persona perdida que encontré en esta playa. Como un flautista de Hamelin, seguidme, vamos a hundirnos en la tormenta de la esquina. Pero la arena se tragó mi voz, mis huellas de sangre; y ahora, limpia, miro  al cielo plagado de enormes aves que infunden el pánico a no poder volar.

Agito los brazos y parece que saludo a los de la otra acera. Pero es una guerra fría de miradas, y nadie se acerca. Nos vamos a valorar en la distancia, con el corazón en la mano, pero escondido tras la espalda. Como los besos, escondidos tras la espalda, justo en ese punto en el que no te alcanzas, el centro de todo.

Bajo un cielo blanco surcado por olas me he desnudado con la excusa de volver a vestirme, mentirme.

He pisado la tierra al amanecer, con los pies descalzos, sin pensar en esas hormigas a las que perturbo, con mi paseo hambriento. Confesiones con los ojos. Sé hacia dónde vas. Sé de qué está hecho este viaje. Confesiones con los ojos. Espero que aprendiesen a hablar tan bien como yo les enseñé, o incurriremos en el error. Yo diciendo que sí, que sí. Pero la última palabra los tienen ellos, el resto de mi cuerpo es el sumiso, mandan mis dos brasas ardiendo. Hazles caso, que yo miento.

He bailado en la ducha, en una habitación de ventanas abiertas. He bailado cuando solo había motivos para llorar y hundirse en el próximo charco. Porque no hay nada propio más allá de la curva de mi pie izquierdo, y la tierra conquistada solo eran caderas ajenas sublevadas ante su amo y señor.

Todas las cenizas con las que pinté mi cara se las llevó aquella tormenta grabada en la retina, ahora solo quiero ponerme preciosa para despeinarme.

Y vivir a carcajadas, a tragos, a gritos; por no sangrar, despeinarse y correr.

No hay comentarios:

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"