viernes, 14 de junio de 2013

No hay comida en casa

Había adquirido la capacidad de tragar agua como si fuese la única forma de sobrevivir al dolor. Tragaba agua helada, y la sentía como una piedra sólida bajando por dentro del cuerpo. Siempre pensé que la clave de todo estaba dentro del cuerpo: allá donde los dedos exploradores no pueden llegar. Había gente que se hacía heridas para entrar; yo mandaba un ejército de agua a inundarlo todo. Todo está bien si estás lleno de agua. Eres como un pequeño océano, y el océano es tan grande que no sufre, le da igual matar, no se vuelve más feo por ello. Lo malo se diluye. Eso creo.

También ponía la música alta, siempre por las mañanas. El océano no escucha más que sus latidos, sus rugidos. No hay más ruido en él que los propios. La música es mi rugido. Tapa todas esas voces que no son la suya y se esconden dentro del cuerpo, bajo la piel.

**

Alrededor, cada uno se desgarra en una dirección. Y nos dejamos solos mutuamente. Nadie te coge de la mano, nadie te abraza para protegerte del suelo en tu vuelo desenfrenado. Un pulso contra la gravedad. Siempre pierdes. Y todos bellos con nuestras mortajas, algunas con nombres, otras un una mirada, otros en silencio, mortajas sin quejas. El silencio que queda tras la música alta, tras el embiste del agua.

Claro que avanzo, cuesta abajo y sin frenos. Mi cuerpo es un juguete que siempre he querido romper. ¿Qué vales? Poco a poco dejas de confiar en tu entorno, tan brillante en un junio tan triste. Pueden secuestrarte una mirada, una sonrisa, una mano. Da igual. Ya no confías en tu entorno, porque también está roto. Por eso le guiñas, cómplice, te ríes, le lanzas un beso. Sigues tu carrera, si acaba en muro, ser la mancha más hermosa, ser el cadáver más feliz.


No hay comentarios:

.~.Porque sueño no lo estoy. Por que sueño yo no estoy loco.~.

Reglamento de vuelo

Regla número I
"Queda prohibido tropezar más de tres veces con la misma piedra"

Regla número II
"No vale contener la respiración más de treinta segundos mientras se piensa en la misma persona"

Regla número III
"Prohibido leer los posos del café antes de las 18:00"

Regla número IV

"Todos los centímetros de tu piel son trampa"

Regla número V
"Todos los meses son buenos si estamos juntos
... incluído Octubre"


Regla número VI
"Sólo está permitido echar de menos una vez por canción"


Norma número VII
"Debes y puedes hacer todo lo que quieras, y cumplir sólo las normas que quieras"


Regla número VIII
"Cuando una chica dice "me da igual", significa que le importa... y mucho"

Regla número IX

"El orden de las reglas no altera el resultado"


Regla número X
"Hacer justicia significa pasarse al lado del mal, ése que siempre sabe a gominola"


Regla número XI
"Puedes saber cómo es una persona dependiendo del sabor de radical que beba"

Regla número XII
"Si una tostada te dice que sonrías, sonríe"


Regla número XIII
"Las tardes de café con baileys deben celebrarse únicamente cuando aún es de día"

Regla número XIV
"Una chica, a menudo se enfadará por lo que no hiciste o dijiste, no por algo que hayas hecho"

Regla número XV
"Los sueños, sueños son"

Regla número XVI

"Si quieres ganarte a un chico, gánate primero a todas las amigas de su novia [y a su novia después]"

Regla número XVII
"La pulpa del zumo de naranja, limón o pomelo ha de ser tratada como un igual, y respetada a pesar de su textura"

Regla número XVIII
"En cuanto dejas de contar salen los cálculos"

Regla número XIX
"Lo que en Octubre empieza, en Octubre debe terminar"

Regla número XX
"Dame un nombre, dame una sonrisa perenne.
Pero que te salga del pecho, de donde nacen los deseos."

Regla XXI
"Cumple todas tus promesas"

Regla XXII
"Siempre que nos separemos, será para reencontrarnos después"


Regla número XXIII

"Por que no (te diré que) amo, porque me asusta amar(te)"

Regla número XXIV
"Que veas a alguien sonreír no quiere decir, ni de
lejos, que realmente lo esté haciendo"

Regla número XXV
"La vida la conforman las pequeñas decisiones,no pienses a lo grande"

Regla número XXVI
"Cuanto más duro es el esfuerzo mayor es la gloria"

Regla número XXVII
"Nunca des una opinión negativa a una mujer sobre algo sobre lo que no te ha consultado. Y, aunque lo haya hecho, probablemente no quiera escuchar esa opinión; lo más seguro es que solo quiera algo bonito"

Regla número LVIII
"Nunca le demuestres a esa persona lo realmente importante que es para ti, no vaya a ser que se asuste"